sábado, 12 de junio de 2010

Palabras hirientes



Las palabras pueden herir, sobre todo cuando son pronunciadas por alguien a quien admiramos, amamos y confiamos. Así que deberíamos tomarnos un tiempo para auto-evaluarnos.

Reflexiona en cómo te comunicas con los que consideras las personas más importantes en tu vida, especialmente cuando tus emociones son altas, y estás molesta, enojada y/o frustrada.

¿Consideras los sentimientos ajenos y pones cuidado a tus palabras, o vas a matar y tratar de producir el mayor daño emocional posible?

¿Cuál es tu forma habitual de comunicación en situaciones intensas y emocionales? Si te encuentras pidiendo disculpas a tus seres queridos constantemente por las cosas que dices enojada , ¿por qué comienzas hoy mismo a regular y afinar tus respuestas y reacciones?

Ese viejo cuento de contar hasta diez ¡puede salvarte de desencadenar un asalto verbal doloroso! Entonces, ¿cómo respondes tú cuando estás enojada? ¿Qué dirían tus seres queridos?
Share:

Articulos Populares