miércoles, 5 de mayo de 2010

No Todos Los Niños Son Iguales


No todos los niños son iguales. En casa no.

Diego siempre ha sido muy vocal, con mucho vocabulario aprendiendo a hablar muy rápido y a sus tres años sabe expresarse muy bien. En cambio Viviana no dice ni “mamá” bien, sigue con el balbuceo de “bah bah bah” para todo. Pero Diego, no que precisamente fuera lento para gatear y luego caminar, sino que lo hizo más tarde que temprano dentro del esquema que estiman los expertos. Mientras que Viviana ha evolucionado con rapidez en el campo físico: a los 6 meses justo empezó a gatear y antes del año ya caminaba con equilibrio.

Un error que cometemos mucho, contándome a mí también, es que cuando tenemos un segundo hijo tendemos a comparar el desarrollo de ambos, usualmente juzgando injustamente a uno de los dos.

Esto puede ser un error fatal, porque a pesar de que ambos han venido del mismo lugar, no están hechos con el mismo molde. Al igual que mis hermanos y yo, mis hijos tienen personalidades distintas uno del otro y ninguno de los dos está mal, ni más retrasado, ni peor. El tratarlos a ambos de la misma manera va a crear mucha frustración en los niños, tanto en el que sale perdiendo en las comparaciones porque lo hacemos sentir como un inútil o que nunca alcanzará nuestras expectativas, como en el que sale ganando pues lo pone en un pedestal con suposiciones de lo que se espera de el pobre chico y lo hacemos sentir que solo los queremos porque es “perfecto”.

Pero estoy aprendiendo a sorprenderme con cada ocurrencia que tienen mis hijos individualmente y disfrutar lo que ofrece cada uno.
Share:

2 comments:

RC dijo...

Y tambien como dicen los expertos que deben ir desarrollandose los niños debe ser una guía, no tomar al pie de la letra que si a los 16 meses el niño no habla es porque va a ser mudo...

RC dijo...

definitivamente toda una madre

Articulos Populares